miércoles, 25 de mayo de 2011

¡FELIZ DIA DE LA PATRIA!

Les cuento que, efectuando una nota periodística para la revista SOLDADOS estuve hoy, 25 de mayo de 2011, en el hall central del Edificio Libertador presenciando la ceremonia recordatoria de los 201 años de nuestra Revolución de Mayo. Además, luego de la misma degusté el delicioso chocolate caliente con medialunas que se sirve tradicionalmente para esta fecha.

¡Feliz día de la Patria, amigos míos!







lunes, 23 de mayo de 2011

EN LA FERIA DEL LIBRO

Quiero contarles que, invitado por el joven y emprendedor Juan Francisco de Souza, titular de Ediciones Argentinidad, estuve en el Stand 625 de la Feria del Libro, en su edición 2011. Allí dialogué con los lectores y firmé numerosos ejemplares de mis libros ¡Argies! (relatos de la guerra de Malvinas) y de “El gaucho Rivero y la conspiración para apoderarse de Malvinas”, de Ediciones Argentinidad. Me emocionó el comprobar que muchos jóvenes están muy interesados en esa lucha librada contra el colonialismo inglés que usurpó nuestras islas. El diálogo con los lectores fue prolongado y fecundo. Mención aparte para la presencia de dos veteranos de guerra, los suboficiales Marchi y Obregón, helicopteristas del Ejército que combatieron en las islas en 1982. Esa jornada del pasado 7 de mayo no se borrará de mi memoria porque en ella se conjugó el hecho cultural y los sentimientos de Patria.








“ELEONORA”, REVISTA ROMANTICA



“Eleonora” vio la luz en los kioskos en diciembre de 1996. Fue un buen intento de llevar a las lectoras cuentos románticos. Estaba editada por PZP Ediciones y en ella tuve la oportunidad de colaborar con varios cuentos de esta temática tan cara al corazón de las lectoras (y no pocos lectores). Esta publicación duró solo cuatro números, pero en mí opinión fue un gran trabajo que tomó la posta de legendarias revistas como Para Ti, Vosotras, Anahí, etc. (dicho esto en su faz de relatos románticos exclusivamente). También en mi opinión no la ayudó el hecho de haber sido publicada en blanco y negro, ya que estamos en la era de los colores y especialmente si se trataba de llegar masivamente al público femenino. De todos modos, “Eleonora” vendió bastante bien y debió cerrarse por causas ajenas al promedio de ventas en sí. Pero dejó una huella, que, modestamente alguna vez espero seguir. Próximamente publicaré un cuento de los que se dieron páginas de Eleonora.


 


“LOS SONIDOS DE LA PATRIA” EN EL DIA DEL HIMNO NACIONAL

El pasado 11 de mayo fue el día del Himno Nacional. En esa jornada, en el salón Saavedra del querido Regimiento de Infantería 1 Patricios (del cual tengo el honor de ser Patricio Honorario) tuvo lugar la presentación del libro “Los sonidos de la Patria”, cuyo autor es el Capitán Diego Gonzalo Cejas, Director de la Banda de Música “Tambor de Tacuarí” de esta legendaria unidad del Ejército Argentino, que se batiera en las Invasiones Inglesas y en la mayoría de las batallas y combates por nuestra independencia, incluyendo la gesta de Malvinas. Cejas, un gran amigo y un historiador con todas las letras indaga en este volumen editado por la Fundación Soldados, las circunstancias históricas y el sentido de las notas y letra de nuestra máxima canción patria. Un trabajo digno de leerse y sin duda será motivo de consulta para otros historiadores. El referido libro tuvo el prólogo de Pacho O´Donnel. Fue un placer compartir con la gente del regimiento y de la fundación Soldados, tan grato momento y desde esta trinchera de la historieta nacional le reitero a mi amigo, el capitán Cejas, un gran saludo, deseándole el éxito que su obra se merece.


La presentación del libro

Armando Fernández con el Capitán Cejas, autor del libro.

jueves, 12 de mayo de 2011

HISTORIETAS HISTORICAS EN LA REVISTA SOLDADOS

La historieta a todo color está de vuelta en las páginas de la revista SOLDADOS. En la edición del mes de mayo se publica: “Tacuarí y los ideales de mayo” con guión de mi autoría y dibujos del maestro Miguel Castro Rodríguez. El plan es que les seguirán otras del mismo tenor histórico. Aquí la ofrezco para todos ustedes.




HELENA, PERSONAJE CENTRAL DE LA REVISTA INTERVALO

La estupenda revista INTERVALO de editorial Columba nació en 1945 y concluyó su dilatada publicación a mediados del año 2000. Para legiones de lectoras (y no pocos lectores) fue todo un hito. Se trató, sin lugar a dudas de una revista distinta dentro del espectro de las publicaciones de historietas en nuestro país. No hubo algo como INTERVALO ni antes ni después, en el mercado editorial argentino.
Hace poco una lectora me pidió que pusiera en mi página digital a un personaje emblemático de INTERVALO. Nada menos que Helena, creación del guionista paraguayo Robin Wood y del talentoso dibujante Ernesto García Seijas. Este dibujante supo imprimirle con sus viñetas deslumbrantes, algo que pocos artistas del pincel pueden lograr.
En "Helena", el lector creía estar viendo una película. Tal la perfección y la animación de las bellísimas ilustraciones. En lo particular, a mi me tocó escribir guiones de Helena, cuando, debido a múltiples compromisos de Wood, el mencionado guionista no tenía tiempo de redactarlos. Lo hice con mi nombre y con el seudónimo de Denny Robson. Volviendo al maestro García Seijas, era tal su influencia en la serie, que cuando dejó de ilustrarla y la misma pasó al dibujante Alberto Saichann (otro gran profesional, pero no apto para esta temática) la serie decayó abruptamente y se la dio por concluida. De todos modos, en el recuerdo de los lectores, Helena perdurará como la gran historieta que fue.  
A pedido de Graciela, seguidora de este blog, aquí va Helena. ¡Que lo disfruten amigos!

video

miércoles, 4 de mayo de 2011

Estimados amigos:
Por razones de fuerza mayor, la programada presentación de la colección de historietas "Malvinas, un grito de soberanía" del día 07/05/11 en la Feria del Libro (Stand 625, de Ediciones Argentinidad, a las 18 hs), ha sido pospuesta en fecha a confirmar oportunamente.
A todos, gracias por su atención.
Armando

domingo, 1 de mayo de 2011

AQUELLAS INOLVIDABLES HISTORIETAS - REPORTAJE A DON RAMÓN COLUMBA

 

Ramón Columba (h) lideró los destinos de la editorial que lleva su apellido por décadas. ¿Quién no recuerda a El Tony, Intervalo, D´artagnan, Fantasía y Nippur Magnun? Todo un mundo de aventuras, romance y suspenso desfilaron en sus miles de páginas de historietas, que numerosas generaciones de lectores disfrutaron y atesoraron ávidamente. Aquí les ofrecemos la semblanza de uno de los editores legendarios de nuestro país.

Y vale la pena aclarar que esta nota es una auténtica primicia que ofrece SOLDADOS a sus lectores. Don Ramón Columba jamás concedió una entrevista a medio periodístico alguno. Se trata de uno de los editores míticos del mundo editorial argentino. Equiparable a Dante Quinterno (Patoruzú), Constancio C. Vigil (Billiken), Cesare Civita (Editorial Abril- Misterix), Guillermo Divito (Rico Tipo),etc. Y debemos contabilizar algo que es todo un record. No existe en el mundo una editorial de historietas que haya publicado sus revistas de historietas por 72 años ininterrumpidos. (de 1928 a 2000) Ni siquiera en los EE UU, el país del comic, hubo algo así. Columba dio trabajo y permitió desarrollar los talentos de numerosos dibujantes y guionistas nacionales, muchos de los cuales hoy son grandes figuras en el extranjero. Hechas estas pertinentes aclaraciones, comenzó el diálogo con el cronista de SOLDADOS.

Una editorial legendaria

Armando Fernández y Don Ramón Columba


-¿Cuáles fueron los comienzos de la Editorial?


-Ramón Columba, mi padre y su hermano Claudio Antonio, fundaron la revista “Páginas de Columba” en 1922-Dice nuestro entrevistado y agrega- en el número 8, el suplemento infantil que allí se publicada, pasó a convertirse en El Tony (como revista independiente) el día 26 de setiembre de 1928. En 1945, la siguió Intervalo semanal, la cual tuvo tanto éxito, que poco después se le agregó Intervalo Extra. La siguieron Fantasía (con formato de bolsillo) y en 1957 llegó D´artagnan. Años después cancelamos todas estas publicaciones semanales y las transformamos en trimestrales y luego en mensuales. La última de ellas fue Nippur Magnun. También durante cierto tiempo publicamos “Rapsodia”, consistente en fotonovelas y novelas románticas ilustradas, provenientes por convenio, de la revista italiana “Grand Hotel”.


-¿Tenían un tiraje importante?


-Más que importante, impresionante. Intervalo vendía 250.000 ejemplares semanales y El Tony, 300.000 semanales, allá por los años 1949-50. Y ya en la época de los albumes, nuestras revistas tiraban en su totalidad 2.000.000 (dos millones, leyó bien) de ejemplares quincenales. Intervalo publicaba en adaptaciones las grandes novelas universales. Un buen aporte a la cultura popular, ilustradas por los mejores dibujantes de aquellas épocas.


-¿Las revistas eran para toda la familia?


-Totalmente. Nuestro público iba desde los 12 a los 70 años. La franja más importante de lectores estaba entre los 20 y 30 años. Publicábamos novelas ilustradas para lectores de todas las edades. Cada revista poseía su impronta. Intervalo, al público femenino, El Tony, las aventuras, D´artagnan, bélicas, policiales, cowboys. Todas con gran éxito.


-Hablando de éxitos ¿Cuáles fueron los mayores, a través de las épocas?-


-No es tan sencillo decirlo. En siete décadas de publicaciones hubo personajes que tuvieron su largo “cuarto de hora”. En El Tony, “El león de Francia” de Roberto Valenti, con dibujos de Fernand vendía 250.000 ejemplares semanales. En tiempos más cercanos descolló Nippur de Lagash, de Robin Wood y Lucho Olivera, por ejemplo.


-Columba siempre dio importancia a personajes de raigambre nacional, según se sabe. ¿Puede nombrar algunos?


-Por supuesto, El Cabo Savino de Carlos Casalla y Julio Alvarez Cao, el Sargento Martín Toro, el Capitán Camacho, todos soldados “fortineros”. El comandante Paco Almiral y el oficial Hilario Corvalán de Gendarmería Nacional. Todos ellos eran personajes entrañables que tenían legiones de seguidores.


-¿Podría recordarnos algunos nombres de dibujantes que trabajaron para Columba?


-Muchos fueron en verdad, Alberto Moraga, Jorge y Arturo del Castillo, Ricardo y Enrique Villagrán, Alberto Salinas, hijo del gran José Luis Salinas, que dibujaba “Cisco Kid” para el King Feature Syndicate y los italianos Jorge Lettieri, Ivo Pavone y hasta Hugo Pratt, por ejemplo. Me es imposible ahora recordarlos a todos. ¡Eran tantos!


-¿Columba publicó grandes personajes del “comic” de EE UU?-


- Desde luego, algunos de ellos fueron; El príncipe Valiente, Tarzán, Flash Gordon, Batman, Rip Kirby, el Agente Secreto X-9, etc- Pero, poco a poco, el gusto de nuestro público fue cambiando y comenzó a preferir los trabajos de artistas nacionales y así se abrió un amplio mercado laboral para guionistas y dibujantes argentinos y no pocos extranjeros. A todos les dimos cabida.


-¿Columba tenía talleres propios?


-Sí. Nuestra primera imprenta, que estaba equipada con máquinas alemanas MAN funcionó desde 1960 en la calle Victorino de la Plaza. Luego de unos años, nos ampliamos y compramos un local mucho más grande en la localidad de San Martín, provincia de Buenos Aires Quero agregar que nuestra editorial publicaba también la colección Esquemas, donde grandes escritores, hombres públicos y pensadores desarrollaron los más variados temas (Jorge Luis Borges, Alfredo L. Palacios, etc). Siguiendo con el tema de la imprenta, desde 1966 comenzamos a imprimir las revistas totalmente a colores.


-¿Qué es la AAER?


-Es la Asociación Argentina de Editores de Revistas. Fue fundada en 1948 y mi padre, Ramón Columba, fue presidente de la misma en los primeros períodos. Digo con orgullo que su labor “amigó” a las grandes editoriales argentinas (Editorial Atlántida, Julio Khorn, Editorial Abril, Dante Quinterno, etc) Cierta vez mi padre medió ante el propio presidente Juan Domingo Perón para destrabar un conflicto por falta de papel que sufría Atlántida y la situación se normalizó. Cada editorial poseía su propio “box” de distribución en la Asociación de Distribuidores de Revistas. En nuestro caso, del taller a la playa de carga y de allí a los kioskos de capital. En el interior del país nos distribuía la firma Bertrand.


- ¿Puede darnos una semblanza de su padre, el fundador?


-En 1908 comenzó como taquígrafo del Congreso Nacional. Marcó un “record” al escribir 235 palabras por minuto (Nota: Ramón Columba (padre) fue autor del libro de caricaturas “El Congreso que yo he visto”). Por entonces, los buenos oradores como Alfredo Palacios o Marcelo Sánchez Sorondo pronunciaban un promedio de 160 palabras por minuto. La idea de crear una revista de historietas se decantó de las caricaturas y bromas políticas que mi padre publicaba para el diario “Última Hora”. En 1913 realizó con gran éxito en La Plata, una exposición de esos materiales. Otra anécdota es que en “Páginas de Columba” mi padre fue el primero en publicar dibujos de Guillermo Divito (más tarde genial creador de “Rico Tipo” y sus curvilíneas chicas). El padre de Divito, que era cirujano, llamaba asiduamente al mío por teléfono, rogándole que no le publicara más dibujos, porque él deseaba que su hijo siguiera la carrera de medicina. Mi padre también trabajó hasta 1945 para el noticiario “Sucesos Argentinos”, donde dibujaba las noticias y las comentaba mientras filmaban.


-¿Qué puede decirme sobre los guionistas y adaptadores de novelas?


-Muchos y buenos también, Alfredo Julio Grassi, Julio Alvarez Cao, Robin Wood, usted mismo, señor Fernández, Pedro Mazzino, Ray Collins, Ricardo Ferrari, etc Como le dije, muchos y buenos. No se olvide que Columba ponía a consideración del público buen y nutrido material de lectura. Nuestro rótulo de presentación era “Novelas Gráficas”.


-¿Alguna consideración final para cerrar este diálogo?.


-En diciembre de 1990 me jubilé como director de la empresa y solo lamento una cosa: Que nuestras revistas ya no estén en el mercado (dejaron de salir en el año 2000) pero también me reconforta el saber que miles de lectores las recuerdan todavía hoy con nostalgia y cariño.


Armando S. Fernández




 En la guerra de Malvinas


-“El lunes 9 de abril de 1982, una semana después de la recuperación de las Malvinas, dispusimos un camión repleto de nuestras revistas que, luego fueron enviadas a los soldados que estaban en las islas. Poco después, el dibujante Tibor Horvath, que también era radioaficionado y estaba conectado con la Red de Radioaficionados Argentinos, desplegados a todo lo largo de la costa patagónica, me pidió si podíamos proveerlo de un equipo de radio de alta potencia. Y lo hicimos. Me solicitó también 500 ejemplares de cierta edición de D´artagnan y los números de páginas, nombres de personajes, etc que en ella había, fueron datos que más tarde se usaron para trasmitir mensajes cifrados a la Fuerza Aérea. Cuando nuestra revista D´artagnan cumplió 25 años de publicación, Horvath, que residía en Córdoba, me envió un carta muy emotiva que decía.”Cuando la Patria llamó a sus hijos a defenderla, D´artagnan estuvo presente”.


Gentileza: Revista SOLDADOS


 

2 DE MAYO DE 1982 - EL FINAL DEL CRUCERO ARA “GENERAL BELGRANO”

La más importante pérdida de vidas argentinas en la Guerra de Malvinas se registró el 2 de mayo de 1982. En aquella luctuosa jornada, un artero ataque del submarino nuclear inglés “Conqueror” ejecutado fuera de la zona de exclusión que los británicos habían dispuesto unilateralmente (lo que equivale a decir que ni siquiera respetaron sus propias disposiciones) causó la muerte de 323 marinos nacionales. Nuestra nave de guerra y sus fallecidos tripulantes reposan ahora en los abismos submarinos del océano Atlántico. No los olvidemos nunca. ¡Honor y gloria a esos gloriosos caídos de nuestra Armada Nacional!





UN HEROE DE MALVINAS EN LA FERIA DEL LIBRO

Acercarme al stand 625 de Ediciones Argentinidad, en el sector azul de la Feria del Libro el pasado 23 de abril, fue toda una alegría. Allí se encontraba firmando ejemplares y repartiendo saludos, el Comodoro Pablo Marcos Carballo, un héroe de Malvinas, piloto de Skyhawk A-4B, “Halcón” de la Fuerza Aérea y autor de “Halcones de Malvinas”, editado por Ed. Argentinidad. En 1982, con el grado de capitán, participó en numerosas misiones de combate contra la flota británica que se hallaba en la bahía de San Carlos. Debo decirles que se pasó horas, firmando autógrafos (tal era la cantidad de público que concurrió al stand, al saber que allí estaría presente este combatiente de Malvinas). En lo que respecta a mí, fue un honor el haber podido dialogar con Carballo y llevarme un afiche con una vibrante dedicatoria. Quiero consignar que en el fascículo número 9 de la colección “Malvinas, un grito de soberanía”- la historia en historieta- que presentaremos el sábado 7 de mayo a las 18 horas en el stand 625 de Ediciones Argentinidad, y en la cual se harán presentes varios maestros de la historieta, figura un momento de las misiones ejecutadas por el capitán Carballo y también su fotografía.

Desde este sencillo rincón de historieta nacional envío un afectuoso saludo a quién, como tantos otros valientes, en aire, mar y tierra supieron combatir y dar lo mejor de sí en defensa de nuestra soberanía usurpada por el colonialismo inglés. Que todos ellos tengan bien en claro, que pese a las campañas de desmalvinización que se han ejecutado sistemáticamente, el pueblo argentino sabe perfectamente quienes son sus verdaderos héroes, dignos herederos de las glorias de San Martín, Manuel Belgrano y Martín Miguel de Güemes.

1 DE MAYO DE 1982- BAUTISMO DE FUEGO DE LA FUERZA AEREA ARGENTINA

Hace 29 años en un día como hoy, nuestra Fuerza Aérea se lanzaba a la batalla contra el usurpador inglés. Sería su glorioso bautismo de fuego. En las semanas siguientes el desempeño de nuestros pilotos de combate asombraría al mundo. La “Task Force” británica puede dar fe de ello. Naves de guerra hundidas, averiadas y fuera de combate resultaron el saldo victorioso del accionar de nuestros combatientes del aire. ¡Honor y gloria para sus caídos!


Ilustración: MASCHI