martes, 24 de noviembre de 2009

REPORTAJE A MARTHA BARNES

EL TALENTO CON ROSTRO DE MUJER


Hace ya varios años que no tenía el placer de reencontrarme con la señora Martha Barnes (http://marthabarnes.blogspot.com/). De hecho, cuando llegué a la Editorial Columba, allá por 1965, el primer guión que le vendí a dicha casa editora fue dibujado por ella. Se trataba de una historia de cow-boys llamada “Tierras salvajes”. De ahí, entonces, que el nombre de esta estupenda artista tenga una connotación especial para mí. Estas y otras anécdotas afloraron en el largo y fructífero diálogo que mantuvimos en un café cercano al Parque Rivadavia, días atrás. Martha es, según mi modesta opinión, la más importante dibujante de historietas femeninas que dio nuestro país. Es dueña de un arte exquisito y pocos han dibujado a la mujer con los rasgos de dulzura con que ella lo ha hecho.

-“Me corre tinta por las venas”.

Esa frase que me dijo durante la charla, es creo, la que la define. Dibujante por convicción y por corazón. “Nací en Moreno, provincia de Buenos Aires, soy del signo de capricornio y no recuerdo exactamente cuando comencé a dibujar, pero sé que era muy pequeña y mi abuelo solía sentarme en una sillita y me ponía un almohadón. Ahí tomaba el lápiz y me ponía a dibujar. Recuerdo que dibujaba (y ahora no sé porqué) bailarinas. Yo nunca quise ser bailarina, pero si fui actriz. A los dieciocho años trabajé en teatro con los directores Carlos Gorostiza y Pablo Palant. Asimismo, en la obra “Mariano Moreno” de Gabriel Levenne interpreté a una negrita. Canté zarzuelas con Manuel Abad en un teatro porteño, trabajé con Ana Lasalle en la obra “Canción de Cuna” y con Vicente Ariño y María Aurelia Bisutti en teatro. En televisión participé en un teleteatro con Rodolfo Salerno. También en el programa “Telecirco de los domingos” que emitía canal 13 y en Canal 9 tenía un espacio en el que enseñaba a dibujar a los televidentes. ¡Hasta hice una propaganda televisiva!
Estudié Bellas Artes durante tres años en Mendoza. Y cuando les decía a mis profesores que quería dibujar historietas, me miraban raro.“Eso no es profesión para mujeres”- me contestaban. Pero yo no cejé en mi empeño. Soy muy laboriosa y obstinada. Hoy me pregunto para que me sirvió hacer todo eso y la respuesta que encuentro, es que me hizo feliz. ¡Que esta profesión me dio una rica vida interior! Tengo miles de páginas de cuadritos llenados con tinta china. Creo que casi no hay editorial argentina para la que no haya trabajado. (Thor, Abril (El Gráfico), Perfil (ilustraciones), Esquiú, La Nación, (suplemento infantil), Lainez, Acme, Codex, Kapeluz, “DC” de Estados Unidos, en las revistas “Puño Fuerte” y “Rastros”, en libros de la colección “Robin Hood”, etc y en la editorial Columba, a la que llegué en 1955. Don Ramón Columba vio mis trabajos y me incorporó a su nutrido plantel de dibujantes.





Mi primer trabajo fue “El Conde Kostia”. Trabajé para “la palomita” hasta sus tiempos finales. Siempre fui muy meticulosa en mi trabajo. Leo los guiones, me compenetro, busco la documentación correspondiente, boceto y finalmente paso a tinta. ¡Todo un trabajo! En Columba dibujé muchísimo. Muchas historias unitarias y una serie escrita por José Luis Arévalo llamada “Cuentos del Emir”. También me encantan ilustrar las historias de terror (para los norteamericanos hice muchas) y en los años noventa visité la “DC” en EEUU y me trataron muy bien. Siempre me ha dolido que una revista de la categoría de Intervalo no fuera reconocida. ¡Es como si nunca hubiera existido y fue una publicación que duró sesenta años! Y también me duele no haber sido reconocida por mis pares masculinos y no solo yo, otras buenas profesionales como Idelba Lidia Dapueto, Laura Gulino, Lucía Vergani y tantas otras. El arte, especialmente este noveno arte que es la historieta, no es privativo de ningún sexo. ¡Es de todos! A las mujeres siempre nos costó más desarrollarnos en él pero, bueno, en mi caso nunca me rendí. En lo particular me encanta trabajar con personajes femeninos. Me gustan las heroínas de acción, “de armas tomar”. En lo profesional mis ídolos son Alex Raymond, Arturo del Castillo y Ernesto García Seijas. Dibujo todos los días. No puedo estar sin ponerme diariamente ante el tablero y hacer correr el pincel. Contigo, Armando logramos trabajos muy interesantes para Intervalo y los tengo guardados. Esos relatos me gustaron mucho, porque es muy difícil interpretar los sentimientos de una mujer, cuando el que escribe es un hombre. Eso no es sencillo y pocos profesionales lo han logrado, porque las heroínas que describen en sus guiones tienen más atributos masculinos que femeninos. Quiero decirte que me gusta la idea que tenés de editar una revista de historietas y cuentos románticos. Ojalá puedas lograrlo. Yo creo que va a haber muchas lectoras que se van a interesar por tal tipo de publicación. Y como te dije al principio, por mis venas corre tinta china.
El primer guión que le vendí a la Editorial Columba
se publicó en "EL TONY" con dibujos de Martha Barnes.

4 comentarios:

dibujante dijo...

Me encanta que la señora Matha Barnes , una artista enorme a quien admiro y sigo desde hace muchos años , haga mención a mi querida ex-compañera de la Escuela de Garaycoechea , Gran Artista y mejor persona ; Laura Gulino .

Anónimo dijo...

LOGRE ENCONCTRAR DONDE ENVIARTE UNAS LINEAS,Y ME
GUSTO LA PAGINA WEB, CARIÑOS DE TU PRIMO NENE

roberto dijo...

POR FIN ME COMUNICAR CONTIGO POR ESTE MEDIO Y
ME GUSTO TU PAGINA WEB ROBERT0

Martha Barnes dijo...

Roberto, (nene)podes escribir en mi blog, MarthaBarnes.blogspot.com un beso...y gracias a mi amigo Armando por haber usado su blog.

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por comentar!